El Servicio de Mantenimiento
es como tener tu Caldera asegurada
ante cualquier imprevisto.

tecnico

Los servicios a los que estamos abocados a ofrecer son del tipo postventa, nos encargamos de la puesta en marcha, mantenimiento preventivo durante la vida de la instalación, mantenimiento según normativa, asistencia técnica en caso de avería o incidencia, reparaciones, asesoramiento técnico, suministro de recambios de los equipos que somos SAT OFICIAL.

Existe un equipo preveo de los fabricantes y/o distribuidores que se encargan de la parte de diseño, asesoramiento y suministro de los equipos y accesorios mas convenientes para cada instalación cuyo objetivo es acompañar a los instaladores junto con nuestra colaboración posterior para tener instalaciones que satisfagan las necesidades del usuario, sean eficientes y respetuosa con el medio ambiente y tengan una larga vida.

Al final de la vida del equipo volvemos a poner en manos del instalador y fabricantes/distribuidores para volver a diseñar una nueva instalación adaptada las nuevas necesidades del usuario y a la tecnología y tendencias de ese momento.

En lo que concierne a nuestra tarea, los servicios que ofrecemos son:

Nuestros
Servicios

La puesta en marcha de una caldera por nuestro Servicio Técnico Oficial comienza con una revisión inicial de la instalación y conexiones. Se verifica la seguridad, comprobando dispositivos como válvulas de alivio y detectores de monóxido de carbono. Se llena el circuito de agua y se purgan las tuberías para eliminar aire. El técnico enciende la caldera y ajusta parámetros como la presión del agua y la regulación del gas. Se realizan pruebas funcionales para asegurar el correcto funcionamiento de todos los componentes. Un analizador de combustión verifica que las emisiones de gases estén dentro de los límites permitidos. Se instruye al usuario sobre el uso y mantenimiento de la caldera. Finalmente, se completa la documentación necesaria, incluyendo ajustes y recomendaciones de mantenimiento.

El mantenimiento preventivo de una caldera incluye varias actividades esenciales para asegurar su eficiencia y seguridad. Primero, se realiza una inspección visual para detectar signos de desgaste o daños. Se limpian los componentes internos, como el intercambiador de calor y los quemadores, para eliminar residuos y mejorar la combustión. Se revisan y ajustan las conexiones de gas, agua y electricidad. Se verifica la presión del agua y se ajusta si es necesario. Se comprueban y calibran los dispositivos de seguridad, como las válvulas de alivio y los termostatos. Se analiza la combustión para asegurar que las emisiones estén dentro de los límites permitidos. Además, se purgan las tuberías para eliminar aire atrapado. Por último, se registran todas las actividades y se recomienda cualquier reparación adicional si es necesario.

Nuestro servicio de ampliación de garantía de la caldera permite extender el periodo de cobertura más allá de la garantía estándar ofrecida por el fabricante. Este servicio cubre reparaciones y reemplazos de componentes específicos que puedan fallar debido a defectos de fabricación o desgaste normal.

Para obtener una ampliación de garantía, el propietario debe solicitarla durante el periodo de garantía original. El proceso suele requerir una inspección técnica de la caldera para asegurar que está en buen estado.

La ampliación puede incluir beneficios adicionales como asistencia técnica prioritaria y descuentos en mantenimiento preventivo. Es crucial leer los términos y condiciones para entender qué está cubierto y qué exclusiones aplican.

Este servicio proporciona tranquilidad adicional y protección financiera frente a posibles averías futuras.

Realizamos inspecciones periódicas obligatorias para garantizar su seguridad y eficiencia, cumpliendo con las regulaciones vigentes.

Estas revisiones suelen incluir la comprobación de la estanqueidad del circuito de gas, asegurando que no haya fugas. Se verifica el correcto funcionamiento de los dispositivos de seguridad, como las válvulas de alivio y los termostatos. También se examina la combustión para asegurarse de que las emisiones de gases contaminantes estén dentro de los límites permitidos. Se revisan y limpian componentes clave, como el intercambiador de calor y los quemadores, para prevenir acumulaciones que puedan afectar el rendimiento. Además, se comprueba la presión y el caudal de agua, ajustándolos si es necesario.

Estas revisiones son realizadas por técnicos cualificados y certificadas con un informe detallado que documenta el estado de la caldera y las acciones realizadas.

Nos encargamos de la reparación de tu caldera, lo cual implica la identificación y corrección de fallos o averías que afectan su funcionamiento.

El proceso comienza con un diagnóstico exhaustivo por parte de un técnico cualificado, quien utiliza herramientas especializadas para detectar problemas en componentes como el quemador, el intercambiador de calor, la bomba de circulación, y los controles electrónicos. Una vez identificada la causa del fallo, se procede a reparar o reemplazar las piezas defectuosas. Esto puede incluir desde ajustes menores, como la calibración de termostatos, hasta reparaciones mayores, como el cambio de válvulas o de la placa electrónica.

Tras la reparación, se realizan pruebas de funcionamiento para asegurar que la caldera opere correctamente y de manera segura.

El técnico también proporciona recomendaciones para prevenir futuras averías y puede sugerir un mantenimiento regular.

Finalmente, documentamos la intervención detallando las reparaciones realizadas y los componentes sustituidos.

Te suministramos los recambios para tu caldera, te proporcionamos piezas originales y compatibles para mantener el funcionamiento eficiente y seguro del equipo.

Estos recambios incluyen componentes esenciales como quemadores, intercambiadores de calor, válvulas de seguridad, bombas de circulación, termostatos, y placas electrónicas.

Los distribuidores autorizados aseguran que las piezas cumplan con los estándares de calidad y especificaciones del fabricante.

Es fundamental contar con el asesoramiento de nuestros profesionales para garantizar que se eligen las piezas correctas y se instalen adecuadamente.

*Posibilidad de conexionado eléctrico, frigorífico en ciertos sistemas (consultar condiciones).

Este proceso incluye la conexión de la caldera a la red eléctrica mediante un circuito dedicado y protegido por un interruptor diferencial y magnetotérmico para garantizar la seguridad. Se asegura que el cableado cumpla con las normativas vigentes, utilizando cables de la sección adecuada para soportar la carga eléctrica de la caldera. También se instalan conectores adecuados y se realiza una correcta conexión a tierra para evitar riesgos de electrocución.

Además, se verifica que el suministro eléctrico sea estable y compatible con los requerimientos de la caldera. El técnico puede integrar la caldera con sistemas de control inteligentes para mejorar la eficiencia energética.

Finalmente, se prueban todas las conexiones para asegurar un funcionamiento seguro y fiable del equipo.

Un técnico o asesor experto evalúa las necesidades específicas del cliente, considerando factores como el tamaño del espacio a calentar, el tipo de combustible disponible y las preferencias de eficiencia energética. Basado en esta evaluación, se recomienda la caldera más adecuada y los recambios necesarios para su óptimo funcionamiento.

Este asesoramiento incluye detalles sobre la instalación correcta, los intervalos de mantenimiento y las mejores prácticas para prolongar la vida útil del equipo. 

De la misma forma los técnicos evalúan la condición actual de la caldera, identificando cualquier problema o pieza que necesite ser reemplazada. Además, explican al cliente las opciones disponibles. Este proceso también incluye información sobre las marcas y modelos compatibles, así como recomendaciones personalizadas basadas en el presupuesto y las necesidades específicas del cliente. Al final, el objetivo es proporcionar un servicio integral que asegure el óptimo rendimiento de la caldera a lo largo del tiempo.

Este servicio ayuda a los usuarios a tomar decisiones informadas, asegurar la seguridad y eficiencia de la caldera, y evitar costosos errores o daños.

Somos expertos en los siguientes tipos de instalaciones:

Calderas de gas

Calderas de gas

Calderas de gas

Calderas de gasóleo

Calderas de gas

Calderas de biomasa

Calderas de gas

Calderas P>70Kw

Calderas de gas

Quemadores

Calderas de gas

Aerotermia

Calderas de gas

Sistemas de aire acondicionado - bombas de calor

Calderas de gas

Sistemas de caudal variable de refrigerante

Calderas de gas

Enfriadoras - bombas de calor

Los sectores que atendemos son aquellos que precise el instalador, siempre de la mano con el, donde no quiera llegar el, en servicio postventa, ahí estaremos nosotros.

Scroll al inicio